Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ahnshaykhan

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 33 el Vie Nov 03, 2017 4:23 pm.

Se avecina... ¿Una Tormenta? [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Se avecina... ¿Una Tormenta? [Privado]

Mensaje por Slade Sakuya el Jue Dic 21, 2017 5:35 pm

Durante el transcurso de la mañana estuvo en el instituto hiendo a clase, hasta que se terminaron las clases y entonces decidió por si solo ir a una heladería a tomar un batido. Hacía tiempo que no se tomaba un pequeño descanso y no le apetecía llegar tan pronto a casa, seguramente no pasaría nada ya que había demostrado ser bastante responsable. Iría cargado con su mochila y bolsa de deporte a la espalda, tomaría el transporte público para llegar al lugar que se encontraba en el centro del pueblo de karakura.

Bajo a la parada correspondiente y pudo ver desde la lejanía la heladería, entraría a su interior viendo que había una pareja tomando una copa de helado y un grupo de cuatro chicas al fondo de una mesa. El local era bastante amplio, había un total de unas cincuenta mesas aproximadamente, junto con una barra en el centro. Se podía apreciar las distintas variedades de helados a escoger, igual con los batidos e incluso creps. Las puertas de cristal automáticas se abrirían ante el joven dejándolo entrar para dentro.

Tomo asiento en una mesa de cuatro en solitario, colocando la bolsa de deporte a su lado izquierdo junto con la mochila al fondo. Podía ver el exterior desde el cristal, los coches circulaban y la gente caminaba por la calle. Pronto vendría una chica joven atenderlo. Esperaría a que se decidiera tras echar un vistazo a la carta de postres, alzaría la mirada y con una leve sonrisa diría.

-Un batido de vainilla por favor.

Asintiendo se retiró con la comanda y pronto regresaría llevando el batido en una bandeja de plata, colocándolo a su lado llevando una pajita. Se veía la espuma por encima del batido y un dulce aroma que surgía del interior del vaso de cristal. Le dio un pequeño sorbo degustándolo, poco después se pondría a beber despacio y observaría a su alrededor en silencio. Lo cierto es que le gustaba la tranquilidad del lugar, exceptuando las voces de fondo que escuchaba de algunos hablando entre ellos el resto estaba muy bien.

Por la noche tendría que hacer los deberes que le habían puesto, sin embargo no es algo que dejaría para mañana. Ya que se lo quería quitar de encima cuanto antes, por un lado empezó a comprender lo duro que debe ser para los adultos tener que trabajar y luego atender a las obligaciones de la facción. Pero siendo estudiante no era para menos, ya que no solamente le mandaban trabajo para hacer en casa, sino que también debía trabajar en clase, aprender y estudiar en casa.

Si no fuese porque se toma sus momentos de descanso acabaría agobiado, pero como dice su madre. Si se organiza bien puede acabar con todas sus obligaciones y disponer de tiempo para uno mismo. Una cosa tenía claro, se planteó un pequeño objetivo en su carrera laboral para cuando tenga que ponerse a trabajar de cara al mundo humano. Pero aún le quedaba un extenso camino por recorrer en esa carretera.
avatar
Slade Sakuya

Mensajes : 30
Puntos : 179
Fecha de inscripción : 06/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se avecina... ¿Una Tormenta? [Privado]

Mensaje por Alessia Ako el Lun Dic 25, 2017 7:25 pm

¿Sabes que es lo más divertido de un ambiente tan bonito y placido con todo tan bien ordenado? Destrozarlo por completo! Pero esta vez con cierta sutileza, no sea que vaya a quedarme sin otra heladería mas...

Primero, desmantelar el lugar con sutileza. Solo los más avispados del lugar serian capaces de darse cuenta de cómo algunos de los armarios refrigerados se abrían de la nada, y de como una pequeña parte de su contenido volaba por las cocinas del local hasta donde estaban los clientes.

Segundo, desplazar dicho montón de tarrinas de helado y dulces al exterior, de la misma forma que había logrado entrar. Ya que las puertas eran automáticas y no me apetecía alborotar el local con un festín de cristales rotos, solo me cabía esperar a que un amable humano vivo entrase y saliese para hacerlo yo también. Es una gran casualidad que este lugar del mundo humano abundase de gente viva para llevar a cabo mi tarea...

Y tercero, tal como había entrado a la heladería para llevármelo todo, me habría ido a un lugar más intimo para consumirlo. Y gratis! Por mi cara bonita, no esperaba menos la verdad~

Los humanos capaces de ver el pequeño espectáculo tan solo podrían ver mis objetos robados volando por el aire, el hombre invisible habría entrado a aquel establecimiento a llevarse productos por la cara. Los "no tan humanos" podrán distinguir que ese hombre invisible se trataba de una arrancar, cuya energía no pasaría desapercibida en el lugar y en sus alrededores, si es que no se podía percibir en buena parte o en todo el distrito si cabía. Mi figura voluptuosa, cubiertas por mis ropajes y mi capa morada, cargaba como si nada una parte de la tienda al exterior, pasando por al lado de un viandante cercano a una de las puertas automatizadas, que disfrutaba de las vistas que podía ofrecer con mi paranormal intervención.

_________________
*Esta soy yo*
avatar
Alessia Ako

Mensajes : 27
Puntos : 114
Fecha de inscripción : 03/11/2017
Localización : En tus mejores sueños

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se avecina... ¿Una Tormenta? [Privado]

Mensaje por Slade Sakuya el Lun Dic 25, 2017 11:28 pm

Se encontraba disfrutando de su batido de vainilla, cuando de pronto empezó a ver el caos que se ocasiono en el interior de la heladería. Estuvo observando atento que aquello fue un suceso paranormal, viendo los pequeños hilos de reiatsu que fluctúan variando su movimiento y densidad. Los ojos del joven vizard podía deducir que la tranquilidad que disfrutaba se vio irrumpida, justo en ese entonces vio como apareció una mujer voluptuosa de cabello violáceo y cubierta con ropas hechas de tela, cuero con algún toque ornamental en su vestimenta.

Nadie en el local pareció percatarse de sus acciones, quizás por la confusión que ocasiono. Ya que hizo un pequeño escáner a su alrededor, descubriendo que aquella energía proviene de ella. Aprovecho aquel momento para atracar la heladería y como era de origen sobrenatural los humanos con una percepción baja no notarían su presencia. Sin embargo no contaba con que estuviese ahí el vizard en ese momento tomándose su tiempo de ocio.

Algunos humanos permanecieron bajo las mesas, se les escuchaba gritar desconcertados y los encargados del local no daban crédito con los objetos voladores. Haciendo que tanto empleados como clientes acabasen embadurnados de helado, los que se encontraban cerca de la salida aprovecharían para escapar y otros entrarían al interior sin saber lo que ocurre en el interior. Pudo ver en ese mismo instante como la mujer pareció esperar aquel tipo de momento.

La suerte sonrió al joven vizard ya que su reiatsu estuvo suprimido hasta el punto de pasar por un humano normal, los años que estuvo viviendo en el mundo humano y con los mejores tutores que tuvo supo comportarse como uno más en la sociedad pasando desapercibido. Tan solo debía agacharse e ir tirando hacia la puerta de salida, se escondería tras un buzón que hay en la calle.

Observo entonces como aquella mujer se retiraba con el botín con intención de disfrutar de ello. Acto fue detrás de ella y mirando hacia atrás.

-¿Qué abra sucedido en la heladería? Está claro que tenía que salir del lugar.

Volvió la mirada hacia el frente colocándose la bolsa de deporte a la espalda y avanzando hacia delante. Pudo ver que enfrente de él estaba la mujer de cabello violáceo. Se comportaba como si no estuviese ahí presente, cuando los pasos entre ambos se fueron acortando y se encontraban por fin alejados de la zona.

-Parece que te divertiste. A propósito, no está bien robar.

Afirmo mirándola acomodando la bolsa a su hombro mostrando una expresión de serenidad, lo cierto es que la mujer tenía un aspecto imponente. Sin embargo él no se iba a dejar intimidar por aquel detalle, ya se acostumbró a ver todo tipo de seres espirituales. Aunque en su mayoría fuesen, shinigamis, vizard y hollows. La cuestión es que percibía un matiz curioso similar a los hollows, pero tenía aspecto de humanoide.

-Era necesario todo ese escándalo por unas tarrinas de helado?

Dijo extrañado por un lado y en parte quería escuchar la respuesta de la mujer. Averiguar si tan solo ese era el propósito. No negaba que en algún momento llego a pensarlo, aunque su padre le inculco que no debía hacer ya que los humanos se ganaban la vida con el trabajo. Concretamente tenía que ser humanitario con los humanos, porque en parte gracias a ellos ha recibido cosas buenas de este mundo. También tiene su parte negativa, pero se puede decir que es como un equilibrio por así decirlo. Pero ahora lo que le interesaba es escuchar la respuesta de ella.
avatar
Slade Sakuya

Mensajes : 30
Puntos : 179
Fecha de inscripción : 06/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se avecina... ¿Una Tormenta? [Privado]

Mensaje por Alessia Ako el Miér Dic 27, 2017 1:10 pm

Ni siquiera me había molestado en mirar como todo el personal se alborotaba por un par de helados y dulces flotando en el aire. Para mí, todo era como un día mas de trabajo donde no me convenía alborotar más de lo necesario para evitar confrontamientos molestos. Eso incluía la norma no-escrita de "nada de comer almas humanas", no sea que los shinigami vayan a desviarme de mi principal misión.

Pero como siempre, cuando todo te podía salir perfectamente bien y gratis además, algo o alguien venido de la nada tenía que interrumpir mi felicidad.

A una distancia lejana de la heladería, apenas pude llevarme un pequeño pastel relleno de chocolate entero a la boca, una aburrida pero certera voz de la razón me hizo dar media vuelta tras pararme en el sitio. Un chaval joven de temprana edad, al que le echaba un par de años menos que yo, miraba hacia mi posición con confianza y determinación, la suficiente para intentar afirmar que existía quizás la remota posibilidad de que me estuviese viendo. Con el pastel en la boca, mire hacia los lados, gire la cabeza hacia atrás, mire por encima mía, intenten ver a alguien más a través de su mirada que no fuese yo, recurriendo a todos los ángulos posibles con la vista sin llegar a moverme del sitio. Entonces volví mi mirada al chico señalándome a mí misma en un claro gesto de "Yo? Me dices a mi?" cuidando de que no se me cayeran el resto de alimentos que sujetada con un brazo sobre mi vientre y pecho.

En efecto, el jovencito siguió hablando sin desviar la firmeza de su mirada- Joehrg, cuando a guno le zalen hlas cozas wien... -farfulle con la boca llena, tragando el pastel en tandas rápidas- Escándalo? Sabes que es un escándalo? Cargarme el cristal de un puñetazo y llevarme media tienda por delante. Solo me he llevado un par de cosas y sin herir una sola persona, hasta deberías darme las gracias -hablaba con prepotencia y orgullo arreglándome el cabello. Empecé a fijarme mas y mas en el chico mientras transportaba todo lo que cargaba en el brazo en uno de los bancos de la calle, por las pintas que llevaba parecía el típico chaval de instituto reservado que seguramente era miembro del club de deporte del mismo y un secreto triunfador entre las muchachas del recinto. Sus ropas no me decían mucho sobre a qué raza podía pertenecer, solo podía sacar en claro que era un ser espiritual al igual que yo, tan fuerte o que podía superarme con creces. Solo había una manera de averiguarlo.

Esta bieeeen, acabemos con esto -daba por asumido con clara desgana y desinterés en mi rostro y tono de voz, tras descargar todo lo que llevaba encima. Con un par de palmadas suaves sobre mi capa, ajustándome a Égida oculta bajo la misma sobre mi brazo derecho, me prepare por si el chico quería resolver nuestras diferencias a base de golpes.

_________________
*Esta soy yo*
avatar
Alessia Ako

Mensajes : 27
Puntos : 114
Fecha de inscripción : 03/11/2017
Localización : En tus mejores sueños

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se avecina... ¿Una Tormenta? [Privado]

Mensaje por Slade Sakuya el Miér Dic 27, 2017 4:25 pm

Observo silencioso tras sus palabras la reacción de la mujer madura de cabello violáceo, se la veía joven pero mostraba características de madurez. Aunque con sus gestos y forma de actuar le hacía pensar lo contrario. Sin embargo mantuvo su postura de observador, viendo el comportamiento que estaba adoptando mientras trataba de sostener todos los dulces que podía entre sus manos y que termino recostándolos en un brazo a la vez que se señalaba así misma. Entonces planto su mirada y noto la firmeza de su mirada, pese a no vocalizar correctamente debido a la comida que tenía en la boca, pudo lograr entender que se trataba de una especie de queja.

Arqueo una ceja un tanto sorprendido y por dentro le dio cierta curiosidad de tal comportamiento extraño. Pero debía mantener la compostura por el momento, así que escucho la réplica de la mujer relajando un poco su hombro. Se quedó por un momento pensativo, accediendo al recodo de su mente valorando lo que acaba de decirle. Por una parte tiene razón, no ocasiono ningún humano herido de gravedad y se podría llegar a decir que fue una chiquillada. Pero tener de cabeza de familia alguien que trabaja en la policía de karakura y la educación que recibió, junto a unos pequeños valores que le fueron inculcados acerca del mundo humano. Lo que hizo estuvo mal y aunque lo peor que podría suceder es que tuviese que trabajar para ser absuelta de sus malas acciones. Volvió su mirada a la mujer pero mostrando una expresión de tranquilidad.

-Por eso solo dije que no estaba bien lo que hiciste. El escándalo fueron todas las tarrinas que esparciste por el local. A eso que tú dices se le llamaría ocasionar caos y te meterías en grabes problemas. En este mundo no funcionan así las cosas, si quieres algo tienes que comprarlo con la moneda de intercambio.

Replico a sus palabras manteniendo una postura serena y sintiendo la prepotencia de sus palabras e intento de mostrar signos de superioridad. Durante su vida había sabido mantener los impulsos más intensos, seguramente cualquiera en su lugar hubiese vociferado e incluso se hubiese alterado. Pero no era su caso y mantuvo la mirada puesta en la mujer viendo como dejaba el cargamento en el banco de la calle.

En ese momento tras escuchar sus palabras pudo ver cómo empezó a ¿prepararse? Cuando termino pudo ver cuál era el significado de sus palabras. Se ajustó de nuevo la mochila de deporte en su brazo y suspiro negando levemente volviendo a mirarla.

-Con dejar las tarrinas es suficiente. Y si lo que quieres es tomar algo.. Porque no pides que te inviten?

Respondió pretendiendo que se relajase, ya que en un principio no tiene intención de buscar confrontación, pero si se veía obligado tendría que defenderse. Había visto en muchas ocasiones como las chicas se comportaban así en el instituto sobre todo cuando querían algo. Y la mayoría de chicos lo hacían por diferentes motivos, pero siempre buscando que los aceptasen e incluso algunos porque les gustaba la chica y querían que se fijasen en ellos. Lo cierto es que considero que esa idea era una buena opción, ya que aparte de evitar delinquir puede tener una agradable conversación. ¿Pero con quien hablara? Si no pueden verla. Además seguramente terminaría en problemas, pero ahora la cuestión es que él se encontraba en la situación y esperaba que no hubiese que recurrir a la violencia sino es necesaria.
avatar
Slade Sakuya

Mensajes : 30
Puntos : 179
Fecha de inscripción : 06/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se avecina... ¿Una Tormenta? [Privado]

Mensaje por Alessia Ako el Miér Ene 17, 2018 12:49 am

Si claro, puedo pagarles con arena o trabajar en una funeraria, haber si esos cuerpos reciben mejor trato del que lo recibiría EL MIO! -respondía en un principio con clara ironía. De donde pretendía que sacase una moneda de intercambio estando muerta? Si aunque la tuviese, como demonios hablo con el ser vivo haciendo que me vea?

La postura del muchacho era muy serena, y todo lo contrario terminaba por resultar mi propia postura, si quitábamos el despreocupado porte que siempre solía llevar conmigo. Siguió insistiendo con la palabra, y a decir verdad eso llego a sorprenderme- Que? En serio me vas a dejar? -tras dejar todos los producto en el banco y prepararme, hasta que seguí escuchando un poco más. Rebufe aire por mi boca en un gesto de impaciencia, no sabía por dónde empezar para aclararle el tema- Chico... sabes lo que es un arrancar? -empezaba por preguntar con un brazo sobre mi cadera inclinada- Venimos de la misma calaña que los hollow porque nosotros también lo fuimos en su día. El problema no es que no me inviten, el problema está en que consigan verme, u oirme -y en esas, una persona al azar que pasaba por mi lado recibió un precioso empujón con mi brazo libre que la hizo caer al suelo del paseo- Quiero decir, quien no querría invitar a alguien tan hermosa y letal como yo a tomar un refrigerio~ -volvía a mostrar mi inquebrantable orgullo personal a la mínima, como no, mientras la persona afectada se levantaba intacta mirando el hueco "vacio" desde donde había tropezado y al joven por igual, a punto de echarle la culpa dirigiéndole mala cara mezclada con confusión- Lo ves? Ni siquiera nuestro amigo "Timmy" es capaz de hacerlo, soy la mujer invisible dentro de tu mundo normal y corriente al que yo antes pertenecía.

Dirigiéndome de vuelta con los artículos en el banco, intente colocarlos de manera más ordenada arreglando el estropicio que había dejado en un principio. Si, podía considerarme un tanto maniática con el orden- Puedes verme porque posees el don de la energía espiritual, nada más. No sé que eres ni a que raza de este universo perteneces, tampoco creo que me lo vayas a contar. Lo único que se es que voy a disfrutar de un pequeño atracón de dulces porque a veces le pierdo el respeto hacia mi propio cuerpo... -entonces recapacite por un momento en sus últimas palabras. Sentada en el banco con las piernas cruzadas y un dedo sobre el mentón, mi cabeza empezó a dar vueltas figurablemente hablando, desembocando en una sonrisita dulce y atrevida- Oh... estas intentando invitarme?

_________________
*Esta soy yo*
avatar
Alessia Ako

Mensajes : 27
Puntos : 114
Fecha de inscripción : 03/11/2017
Localización : En tus mejores sueños

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se avecina... ¿Una Tormenta? [Privado]

Mensaje por Slade Sakuya el Miér Ene 17, 2018 8:39 pm

La manera en que comenzó a responder a sus palabras sonaba despectiva, notando incluso la ironía en sus palabras. Sin embargo mantuvo la calma en todo momento, escuchándola atento y dejando que se expresara haciendo caso omiso de esos detalles. Tenía una visión clara y a su vez diferente a la de la mujer.Cuando vio el cambio de actitud al demostrar que no pretendía llegar a una confrontación física, parece que dio por hecho que iba a terminar ahí el asunto y no era el caso exactamente, dejo escapar un leve suspiro.

-Una cosa no tiene que significar otra.

Dijo dando a entender que solamente le estaba diciendo que no actuó de manera correcta, no por ello ya debían de ir por las malas. De hecho su intención era que pensara, aunque según como le expresaba no tenía dinero para permitirse todos aquellos helados. El asunto es bastante sencillo hay veces que uno no se lo puede permitir y eso le ha pasado a muchos, querer algo y no poder tenerlo por falta de dinero. Pero conseguirlo no era algo imposible, solamente es cuestión de pensar cómo conseguirlo de buenas maneras.

Vio entonces como dejo escapar un soplo, parecía que la paciencia estaba deteriorándose por parte de ella. La última palabra la tendría ella, esperando que no hubiese ningún tipo de hostilidad por su parte. De pronto alzo ambas cejas cuando escucho que le pregunta y al parecer se estaba identificando como tal.

-Conozco muy poco sobre ello. Nunca he visto a ninguno.

Tras responder a su pregunta escucho con atención a sus palabras, explicándole lo que son y que el mayor problema que tiene es que nadie puede verla y oírla. Por esa parte entendió unas cuantas cosas, viendo que apenas podía disfrutar de todo lo que existe en el mundo humano sin tener que llegar a cometer actos indebidos. Se corrigió, viendo como elevo su ego alegando que cualquiera desearía tomar algo con alguien como ella. No descartaba el hecho, aunque las últimas palabras distaban mucho. Ha visto como chicos han llegado a invitar a una chica con la intención de llamar su atención, para después pedirles el número de móvil o directamente buscar tener una cita en ese instante.

Un humano paso por al lado de ambos y vio como le dio el empujón arqueando levemente una ceja ante su acción. Pero sin embargo su acto lo hizo, para demostrar fundamento en su teoría acerca de que nadie podía verla para quejarse. Incluso de hecho el humano lo miro molesto, pensando que fue el quien lo hizo caerse al suelo.

-¿Se encuentra bien?

Dijo tratando de dar a entender que no fue el quien hizo nada, seguramente la pregunta lo dejaría confuso ya que se dirigió hacia el con malas intenciones. Pero hizo que dudase al mostrar preocupación, junto con la expresión de preocupación que mostró y dejo escapar un suspiro después.

-Tenga cuidado, no se vaya hacer daño.

Una vez se libró de la posible situación embarazosa, escucho las palabras de la mujer aunque su acción podría haberlo perjudicado. Simulo que iba a coger una llamada, cuando este se marchó hacia delante.

-Oye no vuelvas hacer eso.

Le dijo ante la acción, mostrando una clara expresión que no le gusto demasiado su acción y se dispuso a escucharla sin decir nada más. Comprendiendo lo que estaba diciéndole, sin embargo volvía de nuevo afirmar que pensaba llevar a cabo lo que pretendió desde un principio, viendo que no tomo en cuenta sus palabras y dando por hecho que estaba justificada sus acciones. La miro desde su posición de pie, viendo cómo se dispuso a colocar de manera ordenada todas aquellas tarrinas de helado. Dejo escapar otro suspiro, cerrando los ojos levemente y negando con suavidad antes de volver a mirarla y poniéndose las manos en su propia cintura.

-Vamos a ver..

Justo en ese momento fue interrumpido por las últimas palabras de la mujer, abrió los ojos de pronto con un deje de sorpresa en su rostro. No esperaba una pregunta y lo cierto es que aquello lo hizo enmudecer unos minutos, produciendo una pequeña duda en su mente y por otro lado lo veía extraño. La sonrisa que le mostró y aquella pizca de atrevimiento.

-Eh.. esto.. Bueno. Pero tienes que dejar el resto de tarrinas.

Dijo por fin aunque no estaba muy seguro porque le dijo que si, no la conocía de nada y tuvieron una pequeña disputa aunque sin llegar a las malas. Quizás fuese que no le diese importancia a invitarla, ya que por lo menos se puede decir que es una forma de darle a entender que haciendo bien las cosas a veces se obtiene la recompensa. Lo tomaría con esa filosofía, quitando las palabras anteriores y esta última. No le disgustaba el haber tomado la decisión de invitarla, quitando algún pequeño detalle en si estaba bien.

-Eso sí, nos vamos a un lugar más tranquilo. Para evitar cualquier tipo de problema.

Por un momento no pudo evitar pensar para sus adentros que le pareció agradable, al menos eso fue lo que acabo por demostrar. No sería tan ingenuo de dejarse engañar con palabras, aunque de momento no pareció que tuviese aquella intención. Así que lo que hizo fue sacar de su bolsillo la cartera extrayendo un billete y lo muestra, iría al interior de la heladería viendo como estaban limpiando e ignorando el hecho de cómo dejaba todo, compro un par de tarrinas de helado y saliendo al exterior dejando que fuese ella quien lo guiase a donde quiera ir.

_________________
Máscara:
avatar
Slade Sakuya

Mensajes : 30
Puntos : 179
Fecha de inscripción : 06/09/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se avecina... ¿Una Tormenta? [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.