Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 13 el Sáb Mar 05, 2016 4:22 pm.

[+18][Evento] Sant Valentín: Un día Inolvidable.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[+18][Evento] Sant Valentín: Un día Inolvidable.

Mensaje por Sedric el Dom Abr 12, 2015 3:54 am

Recuerdo del primer mensaje :

La mañana había empezado tranquila sin que ocurriese nada extraño en el mundo humano, paseaba vestido con ropa de calle dirigiéndose hacia el lugar de encuentro. Hace unos días mando una carta hacia el Seretei dirigido hacia la comandante, donde requería un encuentro con ella en el mundo humano. Recostado en un árbol espero paciente a su aparición, viendo por el parque como deambulaban bastantes parejas cogidas de la mano o abrazados y ofreciéndose regalos. Pudo verse que lo más común era una tableta de chocolate, pero había otras formas de expresar lo que sentía por su amado. Hoy era un día en que tanto hombres como mujeres tenían la oportunidad de expresar sus sentimientos o de pasar un agradable día junto a la persona que aman.

Miro unos papeles que había guardado en el bolsillo interior de su chaqueta, una sonrisa afloraba en los labios del vizard mientras esperaba. Ciertamente estaba deseando poder encontrarse con Mei. La última vez que se vieron fue estando de servicio ambos, sin contar que no pudieron tan siquiera tener un momento a solas. Debían guardar las apariencias por lo menos frente a los shinigamis, ya que no todos pueden llegar agradarles la idea y los celos o envidia puede llegar a desatar una gran catástrofe. Afectando únicamente a su pareja y llegando a poder incluso acusarla de traición a la sociedad de almas por mantener una relación con una aberración como dirían los ancianos. Pero aquello no iba a suceder dado que se habían citado en un lugar apartado, sin contar que este día muchos estarán ocupados por querer complacer a sus parejas.

Las horas parecían ser eterna, hasta el punto de mover sus piernas tratando de que no se le adormecieran por la espera. Un suspiro surgió de entre sus labios al pensar que la vera, ciertamente tenía unas ganas terribles de expresar lo que sentirá en el momento que aparezca ante sus ojos. Iba vestido con una chaqueta negra de manga larga, camisa blanca, pantalones azules oscuros, una corbata negra, junto con unos zapatos del mismo color y esta vez sus manos no estaban cubiertas por mitones de cuero. Iba bastante elegante para su encuentro, se preguntaba cómo iba a venir vestida su pareja, aunque le daba lo mismo cualquier vestido le quedaba bien a su princesa de melena dorada.

Antes de venir al encuentro se aseguró de reservar una habitación para ambos en un hotel de lujo para la vuelta, no tenía que preocuparse de los suyos. Ya que no les faltaba de nada y podría disfrutar de este día con la mujer a la que hace tiempo que no veía. Les deparaban sorpresas en la aventura a la pareja, tanto a la ida como a la vuelta hacia el hotel debido aquel día de los enamorados.
avatar
Sedric
Lider Vizard

Mensajes : 66
Puntos : 1152
Fecha de inscripción : 10/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: [+18][Evento] Sant Valentín: Un día Inolvidable.

Mensaje por Mei Fang el Lun Abr 20, 2015 6:03 pm

+18:
Por mucha vergüenza que sentía y a pesar de lo inexperimentada que era en aquello, Mei estaba tratando el miembro de su macho vizard como si de una barra de caramelo se tratase. Lo miraba a los ojos tímida pero con la esperanza de que Sedric disfrutase el momento lo máximo posible. Incluso llegó a utilizar sus pechos para masajear aquella barra que tal placer le proporcionaría más tarde a ella, lo cierto es que ya estaba deseosa de descubrir de qué forma le proporcionaría placer esta vez; ¿sería tumbándola y comenzando a entrar en ella tal como la primera vez? ¿la colocaría a cuatro patas y se situaría a la espalda de la shinigami, dispuesto a embestirla desde esa posición? pensar en todo ello le causaba una sensación única, su lívido estaba muy alta y apenas podía contenerse, incluso se puso en pie para acariciar su propio sexo sobre aquel tanga mientras el maestro de armas podía verla claramente. Mei tragó saliva y avanzó hasta su posición para situarse de rodillas sobre la cama tras empujarlo a él sobre esta,.abrir sus piernas y comenzar a frotar su ropa íntima y húmeda contra el tronco del aparato.

Cuando la comandante shinigami ya estaba demasiado excitada y tenía necesidad de que su prometido le proporcionase el placer que ella ansiaba, la tumbó sobre la cama echándola a un lado diciéndole que la paciencia acabaría mereciendo la pena. Ella le sonrió con sus pómulos intensamente sonrojados, acalorada y ardiente, preparada para realizar el coito mientras recibía un cariñoso beso en la frente de parte de su amado. Cuando este le mostró el preservativo, ella lo observó curiosa.
-¿Eso...?
Observó cómo se lo colocaba en el miembro y lo miró a él a continuación, asintiendo a sus palabras.
-Supongo que es necesario.. ¿la próxima vez sin eso..?
Sugirió ella mientras obedecía y se daba la vuelta para ponerse a cuatro patas sobre la cama y apoyar la cabeza en esta mientras mantenía el trasero en alto. De esta forma, tan solo la pequeña tela blanca del tanga evitaba que su intimidad quedase completamente expuesta y a la vista de Sedric, hecho que la hacía ponerse algo nerviosa y a la vez hacer volar su imaginación sobre lo que el hombre fuese a hacerle, ya que no le veía. Y cuantas más cosas imaginaba, más nerviosa y ardiente se ponía la shinigami. Al sentir que apartaba la tela del tanga hacia un lado, se alteró levemente. Ya podía verla. Pero los nervios desaparecieron en parte al recibir el beso y aquellas tranquilizadoras palabras.
-Confío en ti.. estoy lista, Sedric.

Cuando Sedric separó más sus glúteos y comenzó a acariciar aquella otra entrada, Mei se extrañó y volvió a ponerse algo nerviosa. No dijo nada hasta que sintió cómo hundía el dedo ahí y comenzaba a moverlo, Mei cerró los ojos reprimiendo un sollozo de incomodidad ante aquello.
-¿Sedric...?
Dijo desviando ligeramente la mirada hacia atrás para intentar ver lo que hacía.
-¿Cuando.. lo estemos haciendo...? ¿ahí...?
Tragó saliva y volvió a mirar hacia delante apoyandose en la almohada, haciendose una ligera idea de lo que su amado pretendía. Confiaría en él. No tardó mucho en sentir cómo introducía otro dedo más y aquel agujero se mojaba del líquido que él había comprado. Era una sensación muy extraña, la comandante se mordió ligeramente el labio al sentir cómo introducía dos dedos más. No tardaría mucho en sacar los cuatro dedos y darle un respiro, ella estaba confusa y nerviosa.
-¿El momento...? c-confío en ti, Sedric..

Lo escuchó y se preparó, manteniendose en la posición que él le había dicho. Se dió cuenta de lo que iban a hacer cuando notó la punta del miembro en esa zona y, poco a poco, pretendía entrar en ella. Estaba extrañada y era una sensación rara, de momento no le dolía, sentía que la punta ya estaba dentro. Pero cuando el tronco comenzó su avance y a empujar para tratar de entrar, la comandante soltó un pequeño gemido ante el dolor. Sedric seguramente se frenaría.
-Continua.. estoy bien, no es nada..
Aguantó el dolor reprimiendo los gemidos y apretando la almohada con sus manos. Tardó más de lo previsto que todo el miembro entrase dentro de ella en aquella zona, Mei se sorprendió bastante al darse cuenta de que el miembro entero estaba dentro de ella habiendo entrado por esa zona tan estrecha. Pensar en que estaba dentro al completo y que estaban haciendo algo tan atrevido la excitaba, incluso el dolor empezó a convertirse en un estimulante para el placer que comenzaba a sentir.
-Si... si que me está gustando.. sigue, Sedric.
Poco a poco, junto con la progresión de las embestidas mientras estas iban de suaves a feroces y pasionales, el dolor iría desapareciendo y los jadeos ahogados se irían transformando en gemidos que transmitían cuánto placer estaba sintiendo la shinigami. La entrada se adaptaba al miembro poco a poco aunque todavía seguía siendo muy estrecha, lo cual aumentaba el placer para ambos. La comandante no podía reprimir sus gemidos y su mirada se perdía, incluso una sonrisa algo lasciva aparecía en sus labios producto del acto sexual tan atrevido y placentero.
Miró al frente y se dió cuenta de que podía verse en el espejo... ni ella misma se reconocía con esa expresión tan impropia de la comandante shinigami, una expresión de lujuria y deseos. Podía ver tambien a Sedric, colocado ahí detrás sujetándola por los glúteos y embistiéndola de forma constante, lo que aquel espejo le estaba mostrando la excitaba todavía más.
-Es.. genial, ah!!.. ¡Sedric...!
Sus gemidos eran cada vez más intensos y pedía más y más, dominada por el placer. Aunque ella misma no podía moverse, dado que las primeras embestidas dolorosas y la poca costumbre que tenía al sexo la estaba agotando, pero todavía quería probar más cosas esa noche, quería experimentar con su amado. Él podía ver desde su posición cómo ella se llevó una mano hacia su propio sexo para masturbarse a la vez que él la penetraba sin descanso y, tras no mucho de ello, los gemidos irían a más hasta soltar un pequeño chillido, tensar sus piernas y pies sobre la cama, alcanzando el orgasmo. Se quedaría echada sobre la cama manteniendo el trasero elevado y jadeando, pero dejando que él todavía se divirtiese embistiendo esa estrecha entrada. De hecho, las continuas embestidas la hacían tener ganas de más y no parar todavía.

Mei Fang
Capitana Comandante

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 13/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [+18][Evento] Sant Valentín: Un día Inolvidable.

Mensaje por Sedric el Sáb Abr 25, 2015 6:53 pm

+18:
Al escuchar su quejido se detuvo de pronto, no tardo en pedirle que continuase afirmando que no pasaba nada. Su brazo su deslizo por debajo de su cuerpo, haciendo que quedase entremedio de sus voluminosos pechos. Tomo su cuello con su mano haciendo que alzara su rostro, para acercarse a su mejilla besándola con suavidad.

-Relájate..

Fue lo único que le dijo antes de continuar, el avance del miembro por completo por aquella entrada tardo bastante. Sin embargo los preparativos hizo que todo saliese bien, viendo como  su vientre quedo apoyado en sus glúteos con todo el miembro dentro. Lo cierto es que ahora que lo veía notaba cierta excitación, algo que nunca había experimentado y el hecho que fuese con su pareja hacia que su temperatura corporal subiese. Poco a poco fue moviendo sus caderas, percatándose que su entrada había cedido, haciendo que su miembro se moviese por aquella zona sin ningún problema. Cuando pronto surgieron los gemidos de los labios de Mei, lo sorprendió dado que al parecer era cierto que una mujer también pudiese sentir por aquella zona si se tomaba las preparaciones adecuadas.

La afirmación pronto vino de los propios labios de su pareja, haciendo que se sintiese orgulloso consigo mismo. El hecho de satisfacerla hacia que también le gustaba, aunque también notaba placer no le hubiese importado no volver hacerlo. Pero ahora con ese conocimiento, solamente lo aria cuando ella se lo pidiese. Después las embestidas suaves y lentas cambiaria a fuertes y contundentes subiendo poco a poco el ritmo.

-Que estrecha estabas antes Mei…

Dijo sin cesar en sus embestidas, cogiendo con firmeza su cadera mirando al frente a la vez que sus embestidas se hacían cada vez más potentes. Los jadeos surgieron de los labios del hombre, la situación y ver el rostro de la mujer en aquel espejo que tenía delante. Ocasionaba que no quisiera detenerse, pudiendo notar ella misma el choque de sus caderas contra sus glúteos, el sonido que producía su trasero era muy estimulante. Lo animaba a continuar moviendo sus caderas contra su interior, viendo que entraba y salía gran parte de su miembro. No solo con ello la expresión de placer quedo reflejada en el espejo, el simple hecho de ver como su pareja disfrutaba le daba una gran satisfacción. Junto con los gritos de ánimo para que no se detuviese, cumpliendo con su deseo sin querer detenerse.

-Me alegro que te guste Mei.

No quiso parar sobretodo viendo lo mucho que estaba disfrutando, queriendo complacerla durante un rato más con sus embestidas, se percató como una de sus manos bajo hasta su intimidad empezando a masturbarse. Un suspiro escapo de sus labios al ver lo que acababa de hacer, así que la correspondió embistiendo con más dureza. Los gemidos de la mujer se hicieron más intensos al parecer, entonces se dio cuenta como de pronto el cuerpo de la mujer tembló expectativa ante la intensidad de placer que le estaba dando.  Sus gemidos se detuvieron de pronto, haciendo que de sus labios surgiesen pequeños jadeos y en ese momento saldría de su entrada estrecha retirando su cuerpo hacia atrás.

-Va siendo hora de cambiar de posición..

Le dijo echando su cuerpo haciendo que ella quedase boca arriba, sus brazos cogerían con fuerza el  cuerpo de su amada. Situándola su cabeza sobre la almohada para que estuviese mas cómoda, viendo desde su posición como el vizard se desprendía del preservativo volviendo a verse su miembro erecto. Colocaría su mano sobre el tanga blanco de la mujer, para retirarlo hacia atrás para quitárselo y echarlo a un lado.

-Ya veo lo húmeda que estas Mei-chan.

Dijo colocando un dedo sobre sus labios acariciándolo, al retirarlo notaria estos resbaladizos por sus fluidos. Una suave sonrisa se vería en el rostro del hombre, colocándose frente a ella. Dejaría que la parte superior de su cuerpo cayese sobre el de la comandante, sintiendo un contacto más directo. Notando como la piel de ambos se rozan, sus manos acariciarían sus costados para abrazarla y se acercaría a sus labios para besarla con pasión, sintiendo su cuerpo arder en deseo por la unión de sus labios y transmitir el amor que sienten. Al separarse de sus labios la miraría fijamente a los ojos, pudiendo ver en su mirada como solo existía ella en ese momento y nadie más.

-Te amo más que nada en este mundo. Mei..

Fue lo que dijo para después colocar su miembro en su entrada vaginal y penetrarla hasta el fondo, sintiendo como su cadera golpea contra la de ella. Colocando su rostro en su cuello dejándole un suave mordisco indoloro, sus brazos fornidos se abrazaron por completo al cuerpo de su pareja. Mientras sus caderas inician las primeras embestidas, haciendo que cada vez fuesen más profundas aunque quedando unos centímetros de su tronco fuera, sin aminorar la contundencia de sus embestidas.

_________________

Los ojos de la Muerte

Lider Vizard:

Sedric y Mei:

Mei:

Bleach Beyond Darkness Comic:
avatar
Sedric
Lider Vizard

Mensajes : 66
Puntos : 1152
Fecha de inscripción : 10/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [+18][Evento] Sant Valentín: Un día Inolvidable.

Mensaje por Mei Fang el Lun Mayo 11, 2015 11:27 pm

+18:
La rubia apenas podía creerse lo que estaba haciendo, lo que su amado le hacía. Se miraba en el espejo jadeando, gimiendo, chillando y pidiendo más... quería que la mancillase, que la hiciese pasar por algo inolvidable aunque sus pensamientos se nublaran: que cometiese con su cuerpo cada impulso sexual sin frenarse lo más mínimo.
-..Es.. es genial..! ¡Sedric, ah...!
Se dejó caer hacia delante, aplastando sus pechos sobre el colchón de la cama y dejando su trasero en alto mientras era continuamente embestida por el vizard. Incluso su mano diestra se dirigió hasta su propio sexo, sobre esos labios vaginales ya tan húmedos, comenzando a meter un dedo entre ellos y a jugar consigo misma.
Al escuchar lo que estaba estrecha, la comandante shinigami se estremeció con un gemido.
-Di.. dime más cosas..
Continuó así, deseando que aquello nunca acabase y masturbándose además ella misma hasta que, en una evidente muestra del tremendo placer que recorrió su cuerpo como un relámpago, una chispa de vida, un choque de pasión... se convulsionó levemente, estirando las piernas y apretando los dedos de sus pies contra las sábanas, soltando unos agudos gemidos distintos a los de antes mientras alcanzaba un orgasmo bastante intenso que tomaba el control de su cuerpo.

Momentos después estaba ahí jadeando, agotada y feliz, jamás había sentido así... habían realizado el acto carnal otras dos veces, si, pero hoy el día tan maravilloso que habían pasado juntos, el ambiente, la preparación, la pasión con la que lo estaban haciendo.. todo había contribuido a que fuese un acto sexual más placentero que ningun otro.
Lo miró cuando le dijo que cambiarían de posición, retirando tanto su ropa interior como el tanga blanco de la mujer. No tenía respuesta, simplemente sonrió ante la idea de realizar una nueva ronda, lo esperaba con ansias.
Ella cerró los ojos soltando leves jadeos cuando el hombre acariciaba esos labios inferiores, tan expuesta y vulnerable.. tan sensible estaba ahora que las meras caricias la hacían abrir sus piernas y no lograba retener sus gemidos.
Observó que se había quitado el preservativo... le gustaba, quería sentirlo de verdad.
-Te amo, Sedric.. te quiero más que a nada.
Sonrió confesando su profundo amor por el vizard y, enseguida, sintió como todo el miembro entraba en su interior, provocándole un sonoro gemido y abrazándose a él.
Las embestidas eran continuas y no le daban descanso, Mei mantenía las piernas abiertas permitiéndole hacer cuanto quisiese, sin que se contenga. Tras el pequeño y travieso mordisco que Sedric dejó en el cuello de la shinigami, ella fué esta vez quien juntó sus labios para besarlo pasional, ardiente, un beso largo mientras disfrutaba de cómo entraba y salía de forma contundente de su interior. Ella lo abrazó con fuerza y lo rodeó con sus piernas para estar todavía más apegada a su prometido, cercana a un nuevo orgasmo y, aunque no era consciente del peligro en ese momento, deseaba que él también llegase en su interior.
-¡Sigue Sedric..! ¡te quiero..!
Tras unos momentos, ella misma giró junto a él con la intención de acabar ella encima y él debajo esta vez, sin permitir que saliese de ella. Lo miró jadeando y con una leve sonrisa, contenta por lo que hacían, y se reincorporó quedándose de rodillas sobre la cama igual que antes de la penetración, aunque esta vez no llevaba el tanga y el miembro sí que estaba en su interior. Lo miró jadeando mientras comenzaba a mover su cadera, de arriba a abajo, haciendo que aquello entrase y saliese continuamente. Sedric podría tanto presenciar el cuerpo de su amada, su rostro y el movimiento de sus pechos, a la vez que la espalda y el trasero de la comandante a través del espejo.
Continuó así un rato, cada vez más intensa y cercana al clímax, y en el momento en que se echó sobre él apegando sus pechos al pectoral de Sedric y lo besó con lujuria, paró ese movimiento con sus caderas para que se quedase el miembro en el fondo al tiempo que la shinigami alcanzaba un nuevo orgasmo. No quería que saliese de ella, de hecho parecía incluso ejercer fuerza para no dejarle, lo quería dentro.. aun así, se apartaría si él insistía.

_________________

Sedric y Mei:
avatar
Mei Fang
Capitana Comandante

Mensajes : 45
Puntos : 1067
Fecha de inscripción : 13/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [+18][Evento] Sant Valentín: Un día Inolvidable.

Mensaje por Sedric el Dom Mayo 24, 2015 10:16 pm

+18:
Aquellas palabras que surgieron de sus labios hizo que la mirase por un instante a los ojos, sonrío a la vez que su pareja ante su confesión de amor. Los gemidos de la comandante, se mezclaron con sus jadeos mientras notaba como su miembro se adentró hasta el fondo de la entrada principal. Sintió como sus brazos rodeando su amplia espalda, transmitiéndole un calor realmente agradable. Dándose cuenta como al principio de las embestidas separo sus piernas, aunque no tardo demasiado en apresarlo entre sus piernas su cintura notando más cercano sus cuerpos. Un mordisco travieso el cual acabo convirtiendo ella en un apasionado beso, el cual correspondió de la misma forma a su pareja. Sus embestidas eran contundentes, hacía que todo el cuerpo de la mujer temblara ante sus impactos de cadera. Noto de pronto como sus piernas lo abrazaron, haciendo que se mantuviera en la posición que estaban.

-Yo también te quiero Mei…

Respondió entre medio del clímax de sonidos lujuriosos que había en la habitación, podía notar el roce de sus cuerpos en aquella unión tan cálida. A la vez que intima, no pensaba parar sino más bien al contrario. Seguir, notaba que entraba y salía de su interior sin parar, aunque manteniendo parte de su miembro en su interior persistiendo el acto carnal. Pero de pronto algo ocurrió en medio de la escena, se vio arrastrado a un lado girando por la cama hasta quedar debajo del cuerpo de la mujer. Viéndola a ella en lo alto de la cima, la visión del cuerpo desnudo de su amada despertaba más deseo hacia ella. Contemplando su perfecta figura, la generosidad de sus grandes y hermosos pechos moviéndose, junto al placer que le estaba produciendo los movimientos de cadera de Mei. La espalda de la comandante quedaba reflejada en aquel cristal, viendo como sus glúteos se alzaban y descendían para debajo de forma contundente haciendo que mirase al techo. Sin embargo sus ojos se centraban en la mujer que tenía su vientre, la única que cambio su vida y que le devolvía las ganas de seguir viviendo con el objetivo de volver a verse y consumar el amor que sienten el uno por el otro.
Por un momento su mano se alzó para alcanzar uno de sus pechos, deseando tomar uno de estos con sus manos. Mientras los jadeos escapan de sus labios, sintiendo ella misma como lo aprieta con firmeza entrecerrando los ojos.

-Es increíble Mei.. no pares ahora…

Le dijo disfrutando mucho de aquello, permitiéndole que continuase dándole placer hasta que vio cómo se echó sobre su pectoral. Notando sus pechos aplastándose contra su cuerpo, viendo a Mei acercándose y entonces sus labios se juntaron, corresponde a su beso con la misma lujuria que le transmite. De pronto su mano se puso sobre uno de sus glúteos y lo apretó, mientras prolongaba aquel beso queriendo hacer más intenso el momento. Exhalo el aire cálido a través de sus labios, cuando se separó de sus labios mirándola y sintió la fuerza que ejercía en sus piernas manteniéndolo quieto.

-Verme reflejado en tus ojos me haces sentirme único, por eso mediante mis actos quiero demostrarte con hechos cuanto te amo Mei-chan aunque ya lo sepas mediante mis palabras.

Sonríe levemente mirándola fijamente a los ojos durante unos segundos, colocando su siniestra en su rostro acariciándolo con suavidad depositando un leve beso en sus labios. De pronto la hace darse la vuelta, quedando ella debajo de su cuerpo. Se separa por un momento saliendo su miembro al exterior, abandonando sus manos de su cuerpo para acabar depositándolas sobre el cuello de ella acariciándolo. Extendiendo ambas manos hasta sus hombros, deslizándose por sus grandes pechos acariciándolo con los dedos de sus manos y pronto llegando a sus muslos. Sosteniendo con ambas manos sus gemelos levantándola, haciendo que sus piernas quedasen levantadas quedando su entrada expuesta. La miro desde su posición con una expresión un poco seria, mantuvo sus piernas con firmeza antes de terminar por hundir la punta de su duro miembro en el interior de los labios inferiores de su nada. Una vez la penetro hasta el fondo, dejo escapar un fuerte jadeo en forma de grito ante el placer que había notado en la penetración y de un solo golpe de cadera hizo que entrase gran parte de su miembro. Desde aquella posición, manteniendo sus piernas alzadas y separadas comenzó a embestirla con dureza moviendo su cadera cerrando los ojos. Aquella posición era bastante dura, pero sin embargo el simple hecho que lo hiciese con Mei hizo que la desease aún más.

-¡Esta bien!

Grito extasiado suponiendo que aquello le arrancaría algunas palabras a la mujer por el placer tan duro que le estaba dando, no cesaba de mover sus caderas de forma contundente haciendo que notase hasta su vientre penetrándola bien al fondo. Notaba que su resistencia estaba alcanzando su límite, sin embargo no paraba de embestir contra la entrepierna de la mujer queriendo darle tanto placer como le fuese posible para que aquello fuese inolvidable. Se mantuvo firme durante un largo rato, hasta que notaba que estaba ya llegando a su límite.

-No puedo más, voy a correrme Mei.

Dijo saliendo de golpe de su interior colocándose de pie, empezando a masturbarse con una mano y ayudando con la otra a que se reincorporase. Sujetando su cabeza haciendo que viera su miembro, viendo como aceleraba el ritmo de la masturbación y sintiendo que estaba a punto de estallar.

-Ya viene!

Justo unos segundos después se le escapo un fuerte grito, antes de soltar toda la descarga hacia la boca de su amada. Manteniendo su cabeza inmóvil y cerrando los ojos mientras seguía masturbándose y exhalando de su boca un suspiro de alivio al haberse derramado de golpe y en gran cantidad.

_________________

Los ojos de la Muerte

Lider Vizard:

Sedric y Mei:

Mei:

Bleach Beyond Darkness Comic:
avatar
Sedric
Lider Vizard

Mensajes : 66
Puntos : 1152
Fecha de inscripción : 10/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [+18][Evento] Sant Valentín: Un día Inolvidable.

Mensaje por Mei Fang el Lun Sep 07, 2015 5:49 pm

+18:
Una noche en extremo pasional, una noche para ambos. Un día y una noche que disfrutaría con su amado y dejaría de ser una comandante del ejército de dioses y sería una mujer prometida, dejaría de poseer un poder titánico y sería poseída por un amor y pasión sin límites, abandonaría su condición de shinigami para entregarse por completo al amor que se profesaban el uno por el otro. Esa noche sería Mei-chan.
-Te amo.. sigue, ¡hm!...
Esas embestidas hacían que su cuerpo temblase, que desease más y más, hasta el punto de desear tomar el dominio de la situación y girar junto a su amado para colocarse sobre él, de rodillas en la cama y cabalgando moviendo sus caderas a un lujurioso ritmo, intensificándolo poco a poco con cada gemido que salía de su garganta; estaba sudando, ambos, no le importaba: la unión de sus cuerpos estaba siendo un acto pasional, lleno del amor que se profesaban el uno al otro, la forma en que lo mostraban desatando sus fantasías.

Mei estaba repleta de lascivia esa noche, dedicaba por completo su mente a entregarse al placer y a la lujuria que su amado le proporcionaba, y su cuerpo tan solo era para él.
Al tiempo que sus grandes pechos se movían al ritmo de sus caderas, bajó la mirada hacia Sedric para observarlo con una pequeña sonrisa mientras se mordía el labio inferior, juguetona, desatada... el tacto de la mano en su pecho la hizo aumentar todavía más el ritmo, alzando la mirada hacia el techo, apenas tardaría en soltar algunos chillidos que mostraban cuánto placer estaba sintiendo y, de pronto, un nuevo orgasmo... estaba siendo genial para ella, ya llevaba varios aquella noche.

Enseguida el vizard tomó las riendas nuevamente: la hizo darse la vuelta, colocándola bajo él, observando el voluptuoso cuerpo de aquella rubia de ojos zafiro mientras sus manos la recorrían por completo con deseo. A la shinigami le estaba encantando, como todo en esa noche, se sentía deseada, sus más profundas fantasías se cumplían... se sentía una mujer en manos del hombre al que amaba.
Observó cómo alzaba sus piernas las abría, dejándola expuesta, tan solo imaginar las cosas que Sedric podría hacerle desde aquella posición hacía volar su mente, desearlo todo de él, ella misma comenzó a masajearse suavemente los pechos mientras esperaba con ansias que entrase en su interior nuevamente, que la penetrase hasta cansarse con toda la dureza que sus fuerzas le permitiesen... sus deseos no tardarían en cumplirse, la embestida llegó acompañada de un corto grito de Sedric, el cual demostraba lo bien que lo estaba pasando explorando el cuerpo de la comandante shinigami, haciéndola suya, embistiéndola de las formas que más quería. Mei notaba cómo el falo casi alcanzaba su útero, recorría su interior de una forma salvaje y sin cuidado: y eso le encantaba, a ella, una mujer de guerra que siempre había estado por encima de todo hombre y mujer, mirando desde lo alto a cada soldado fiel y a cada oponente fiero... ahora que se sentía dominada, expuesta, ahora que era sumisa a aquel hombre y este le correspondía otorgándole el mayor de los placeres... ahora estaba en el climax.
Un agudo chillido de parte de la shinigami mostró cómo había alcanzado un orgasmo repleto de lascivos pensamientos, se quedó jadeando escuchando a Sedric y viendo cómo se reincorporaba para hacerla a ella colocar su boca frente al miembro y enseguida sentir en sus labios la semilla. Lo tomaría sin ninguna queja, no sabía ciertamente si le gustaría o no, pero era una fantasía más que ambos compartían.
Mei abrió la boca sacando la lengua levemente y recibió toda esa descarga gustosa, cerrando los ojos y, una vez hubo acabado, cerró la boca y comenzó a tragarse aquello. Ni si quiera notó si tenía sabor, estaba en un estado embriagador, rendida, su cuerpo había recibido más placer que nunca, apenas se daba cuenta cuando ella misma limpiaba con su mano sus pechos y su rostro de aquella sustancia y la lamía, sin derrochar nada.
-...Ha.. ha sido... increíble..
Fué lo que acertó a decir entre jadeos, de rodillas en la cama mirando a su prometido.
-Ha sido fascinante Sedric...
Le sonrió una vez más y, cuando él se echó sobre la cama, la mujer se recostó sobre su pectoral agotada, jadeante, pero con una sonrisa en su expresión.
-Te quiero..
Mencionó una vez más, musitando, mientras cerraba los ojos y permitía que el sueño se la llevase.

En la mañana, mientras los primero rayos de sol se filtraban por la cortina de tela de la habitación, la shinigami abría sus ojos lentamente.. y no se levantó. ¿Para qué levantarse de la cama? ese día no tenía prisas, ya pondría alguna excusa por su ausencia en el Gotei 13 por la mañana, y si alguien quería debatirla, que se atreviese. Sonrió todavía con los ojos entrecerrados mirando al vizard, a su prometido, Sedric. Se quedó ahí, acostada a su lado.. ojalá fuese así siempre. De momento, así se quedaría un rato más.

Más tarde, tras unas tiernas palabras de la pareja y un tierno beso, la shinigami se levantaría de la cama desperezándose ligeramente. Estaba desnuda al completo, la visión de su cuerpo quizá despertase algo en el hombre.
-Ah.. Tengo que darme una ducha cielo, tu.. espera al menos a que se caliente el agua.
Le dijo como para tentarlo, estaba más juguetona de lo habitual, el suceso de la noche anterior había despertado algo más sus sentimientos y no era tan retraída como solía serlo.
Pasó a la ducha, abriendo la llave del agua caliente y se metía bacho el chorro, dejando que el cayese desde su cabeza hasta los pies, mojando su larga melena rubia que ya le llegaba hasta la cintura.
No tendría que esperar mucho para escuchar el sonido de la puerta abriéndose y, unos segundos más tarde cerrándose, apenas tardó el vizard en correr la cortina y pasar a la ducha con ella. Mei retrocedió ligeramente hasta la pared con una sonrisa pícara, juguetona.
-¿No es un poco temprano..?
Lo besó y abrazó, sintiendo el roce de sus cuerpos una vez más bajo el chorro del agua.
-..No hay prisa... hazme tuya una vez más, Sedric..
Le susurró ella, incitándole, y apenas lo acabó de decir cuando sentía cómo la cargaba en brazos, levantándola cojiéndola de los glúteos e introduciendo todo el duro miembro en su interior de una sola estocada, arrancándole un nuevo gemido.
Permanecería un rato gozando del cuerpo de la rubia, el cual era sin duda sensual, atlético, voluptuoso y femenino. Incluso cambiarían de posiciones, a Mei le encantó que la girase y la pusiese de cara a la pared mientras el vizard la tomaba de las caderas y embestía su entrada sin contenerse lo más mínimo. Fué una ducha larga y sumamente divertida.



-Podría acostumbrarme a esto.
Mencionó ella una vez acabaron, fuera de la ducha y secándose con la toalla.
-Dedicarnos el uno al otro, sin órdenes, sin papeleo, sin espadas... hacernos el amor y disfrutar de nuestra compañía.
Dió un pequeño suspiro mientras acababa de secarse.
-Pero echaría de menos la batalla. He nacido para luchar, después de todo.
Se dispuso a buscar su ropa.
-Y tu echarías de menos mi traje azul.
Soltó una pequeña risa y recogió su ropa. Mei había cambiado, y para bien: era una amante dedicada, sumisa pero cariñosa, tímida pero entregada, y ahora parecía que no le daba tanta vergüenza dedicarle cualquier palabra a Sedric.
-No hace falta decir lo bien que lo he pasado.. nunca lo había pasado tan bien, Sedric. Esto ha sido un gran avance en nuestra relación.
Se atrevió a decir alegre, contenta, mientras se subía el tanga blanco. Esta vez no se puso las braguitas, se mostró para él un momento más con aquel tanga que tan bien le quedaba.
-Una última visión para ti antes de que regrese al Gotei.
Le sonrió posando brevemente para él antes de ponerse el sujetador y empezar a subirse unas medias cortas, como unos calcetines finos que llegaban hasta debajo de las rodillas. Después se pondría el pantalón.
-Si no me surje nada en el Gotei.. quizá podamos volver a vernos en unas dos semanas.
Le dijo mientras se ponía la blusa y, tras ello, las zapatillas.
-O quizá los tuyos se porten mal, tenga que venir a castigaros, y de paso me castigas tu a mi por tener tanto trabajo.. ¿no?
Sonrió acercándose a él, se notaba que era más abierta ahora, aunque seguía poniéndose roja al hablar cosas así.
-Saldré yo primera del hotel, tu toma otra salida luego.. no sería bueno que nos viesen salir juntos.
Le acarició unos instantes el rostro y lo besó una vez más, con ternura.
-Te amo Sedric... muchísimo...
Permaneció unos momentos abrazada a él, deseando no tener que separarse.
Suspiró una vez se hubo despedido, tomó a Totsuka.
-Nos veremos pronto. Ten fé en ello.. te quiero.
Cogió sus cosas y, mirándolo una última vez con su dulce sonrisa, salió del cuarto.

Había sido un episodio feliz para ambos, un capítulo de su vida que había durado poco más de un día, pero que había ayudado a que su relación creciese, a que sus vidas descansasen de la guerra y el deber. Un día de paz en el que habían desahogado su tensión, habían demostrado cuanto se amaban, y regresaban alegres a sus respectivos lugares a los que pertenecían, conservando unos recuerdos que se sobrepondrían a todo lo que podría estar por venir.

_________________

Sedric y Mei:
avatar
Mei Fang
Capitana Comandante

Mensajes : 45
Puntos : 1067
Fecha de inscripción : 13/04/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [+18][Evento] Sant Valentín: Un día Inolvidable.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.